sábado, 25 mayo 2024
Search
Sin-titulo

Revés judicial para las cigarrilleras: ya no podrán evadir impuestos

La Justicia de Santa Fe revocó una cautelar que ordenaba a la AFIP no cobrar impuesto al cigarrillo. Entre el 19 y 20 de este mes, productores de siete provincias se manifestarán en Buenos Aires.

La Cámara Federal de Rosario, provincia de Santa Fe, revocó una medida cautelar concedida el 13 de enero de 2022 a favor de las empresas integrantes de Cámara Argentina Nacional de Empresas Tabacaleras (Canet).

La cautelar permitía a un grupo de empresas (integrantes de la Canet) no pagar el impuesto interno mínimo a los productos del tabaco, lo cual repercute en menor recaudación del Fondo Especial del Tabaco (FET), caja que recauda la AFIP y se distribuye entre los productores para compensar el precio, financiar la obra social, situaciones de emergencias y programas de reconversión productiva.

El fallo de la Cámara de Rosario, firmado por José Guillermo Toledo, Élida Isabel Vidal y Aníbal Pineda, jueces de Cámara, en concordancia con la Corte Suprema de Justicia de la Nación en estos casos, puso orden y revocó la cautelar dictada por el juez Marcelo Martín Bailaque, solicitada por la Cámara empresarial Canet.

La medida fue celebrada por los productores de todas las provincias, aunque lamentaron que “estas empresas recorren el país encontrando jueces que le aceptan los amparos. Ya pasó con otros jueces que fallan a su favor para evitar el pago y terminan perjudicando a los productores y al país”.
A raíz de esta situación de repetidos amparos, los productores de las siete provincias están preparando una movilización a Buenos Aires para realizar reclamos al Congreso, la AFIP, al Ministerio de Agricultura y la Corte Suprema de Justicia.

Postura salteña

Desde la Cámara del Tabaco de Salta indicaron a que la postura de la institución respecto de la convocatoria es concurrir a Buenos Aires para “exigir a los distintos poderes del Estado que se respete el estado de derecho y la institucionalidad”.

“Ante todo, nuestra manifestación no será cortando ninguna calle ni ruta; nosotros no somos piqueteros, pero vamos a ejercer nuestro derecho a reclamar sin afectar derechos de otros ciudadanos, ya el país no puede vivir con restricciones a derechos, con marchas que solo afectan la democracia”, afirmó el síndico titular de la Cámara, Enrique Cornejo Saravia.

Detalló además que “en este estado de situación, el productor tabacalero no dispone de los recursos necesarios para mantener el empleo y la actividad productiva”.

“Está en riesgo la continuidad productiva y esto se debe a que el FET no recauda sus legítimos fondos como consecuencia de que el 40% del mercado de las manufacturas de tabaco (cigarrillos) se venden a precios muy bajos debido a que un grupo de fabricantes no pagan el impuesto interno mínimo”, explicó y agregó que “al no hacerlo, venden un producto barato y como el FET se integra con el 7% de ese precio, baja fuertemente su composición.

Pero esta evasión no solo perjudica los ingresos de los productores tabacaleros, sino que también afecta las arcas del Estado, sin contar que incentiva el tabaquismo ya que por el bajo precio se venden más cigarrillos que en años anteriores. Sin embargo, como son baratos se recauda menos y se incumple la política de salud pública fomentada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de imponer precios altos para bajar el consumo.
Cornejo Saravia indicó que “el cigarrillo es un producto con externalidad negativa y su precio, por ley, debe ser alto”, y remarcó que “así es en la comunidad internacional”.

Protesta en Buenos Aires

Los productores de las siete provincias tabacaleras están preparando una gran movilización a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la que se realizará entre el 19 y 20 de septiembre, aunque la fecha no está confirmada. Allí se reclamarán cuatro puntos en cuatro lugares diferentes.
En primer lugar, acudirán al Congreso de la Nación para buscar acompañamiento de los bloques para modificar la ley de impuesto a los cigarrillos e incorporar a los habanos, “habanitos” y tabaco picado, que actualmente no están tributando. Estiman que sumarían entre 3.000 y 4.000 millones de pesos al año.

En la Corte Suprema de Justicia, en tanto, pedirán alguna medida administrativa para que las tabacaleras dejen de encontrar jueces federales que le acepten los amparos y dilaten los tiempos mientras siguen sin tributar.

Mientras que, a la AFIP, le reclamarán que efectúe el cobro y que instale controladores fiscales en las tabacaleras para tener los números reales de la venta de paquetes, ya que actualmente las empresas informan por declaración jurada.

Finalmente, ante el Ministerio de Agricultura se presentarán para que cumpla con la ley que establece la transferencia automática del FET a las provincias ya que, hasta ahora, se transfiere el dinero pero no se puede disponer de él hasta cumplir los trámites administrativos, con lo cual los tiempos son los mismos que antes de la ley.
Enrique Cornejo Saravia

SÍNDICO CÁMARA TABACO

“Los productores de las 7 provincias estamos en una situación límite en donde no tenemos los recursos para continuar en la actividad”.

Recursos del FET, comprometidos

La rentabilidad de los productores subió la mitad que la inflación este año.

El Fondo Especial del Tabaco (FET) en 2022 tiene un crecimiento máximo de 40% en comparación con 2021, pero con una inflación de 80% estimada en el país, con lo cual hay una fuerte pérdida de rentabilidad de los productores. Esta situación genera preocupación.

El FET es un fondo que sirve para compensar a los tabacaleros y mejorar el precio que reciben por su producto. La recaudación total obtenida en todo el país se divide por la cantidad de kilos elaborada por cada productor. El problema es que durante los últimos años la producción de tabaco cayó por la sequía y la recaudación del FET también disminuyó por la crisis económica. Muchos consumidores se inclinaron por los cigarrillos “baratos” que no tributan impuestos. Por cualquiera de las dos razones, la caja del FET se achica y amenaza la rentabilidad de los productores.

La Cámara Argentina Nacional de Empresas Tabacaleras (Canet) es una entidad nueva, integrada por cuatro empresas que se caracterizan por presentar amparos para no pagar impuestos.

Estas sociedades acaparan una importante porción de los cigarrillos vendidos en el país, comercializando productos a bajo precio, lo que las hizo ganar mucho mercado y dinero; en conjunto producen un importante volumen de cigarrillos que, al no pagar el impuesto mínimo, cuentan con una venta competitiva muy rentable, en contraposición a las empresas tabacaleras multinacionales que sí lo pagan.

“Estas empresas que no pagan el impuesto mínimo, por beneficio de jueces, lo que hacen es privar de fondos al país, y a los productores de las siete provincias productoras (Jujuy, Misiones, Salta, Tucumán, Catamarca, Corrientes y Chaco). Estas empresas tienen casi el 40% del volumen de ventas, ya que al no pagar lo marcado por ley comercializan los cigarrillos a un precio ultrabajo”, denuncian los productores.

Replicado de www.eltribuno.com

Scroll al inicio