sábado, 25 mayo 2024
Search
Gustavo Saenz

Gustavo Sáenz reclamó al Congreso que elimine los privilegios del “Señor Tabaco”: “Es hora de decir basta”

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, exhortó a los diputados a "enfrentar a la verdadera casta" corrigiendo los beneficios que percibe el dueño de Tabacalera Sarandí
Mientras el oficialismo busca avanzar con la ley Bases, el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, exhortó este lunes al Congreso a “enfrentar a la verdadera casta” poniendo fin a los privilegios fiscales que benefician a Pablo Otero, más conocido como el “Señor Tabaco”, dueño de Tabacalera Sarandí. “Son 600 mil jubilaciones mínimas que podrían cubrirse anualmente con sólo enfrentar los intereses de una persona”, dijo.El mandatario provincial difundió un extenso comunicado a través de sus redes sociales en el que reclamó públicamente a los legisladores nacionales que retomen la discusión sobre la política fiscal del sector tabacalero, un apartado que había sido incluido en el megaproyecto del oficialismo pero que finalmente fue eliminado por decisión de La Libertad Avanza y el PRO”El Congreso tiene hoy la oportunidad de corregir una injusticia que representa un costo enorme para el país; no solo para sus 7 provincias tabacaleras sino para sus 24 jurisdicciones”, expresó Sáenz y añadió que “preservar un privilegio sumado al miedo de enfrentar a la verdadera casta nos cuesta a todos los argentinos, y mucho”.

Gustavo Sáenz pidió terminar con los privilegios del Señor Tabaco: “El Congreso tiene la oportunidad de corregir una injusticia”

Actualmente, la compañía de Otero es beneficiaria de una serie de cautelares contra el impuesto interno mínimo que le permiten comercializar las marcas Red Point, West, Master y Kiel a valores inferiores a los de la competencia. El texto original de la ley Bases autorizaba a incrementar el tributo del 70% al 73%, poniendo fin al impuesto mínimo actual, lo que llevaría a Tabacalera Sarandí a tener que cumplir con sus obligaciones fiscales. Sin embargo, el capitulo tabacalero no será tratado en el Congreso.

“Gracias a este privilegio se evade el equivalente a 1 billón de dólares por año en concepto de Impuestos Internos; es decir 0,2 puntos del PBI”, afirmó el gobernador salteño y lo comparó con el ajuste actual del gobierno de Javier Milei: “El Gobierno nacional se jacta de que ha logrado el mayor ajuste fiscal de la historia de la humanidad durante el primer trimestre del año ¿A cuánto equivale este ajuste? Casualmente 0,2 puntos del PBI“.Asimismo, se refirió al perjuicio que genera en términos de coparticipación, dado que los impuestos internos se reparten entre las provincias en su totalidad. “Estamos ante un problema federal, no sólo de las provincias del Norte”, dijo y agregó que a las arcas provinciales “dejan de ingresar unos US$ 600 millones y el Tesoro US$ 400 millones al año. Buenos Aires, por ejemplo, que no tiene ni una planta de tabaco en una maceta, pierde a razón de US$ 60 millones promedio anual desde 2018.”A continuación, puso como ejemplo el impacto que tiene en las jubilaciones. “Hay que sumar a nuestros jubilados: 7% del precio de cada paquete de cigarrillos se destina enteramente al ANSES a través del Fondo de Asistencia Social (FAS). Sólo en 2023 se dejaron de recaudar 115 millones de dólares por este tributo. A valores actuales son 600 mil jubilaciones mínimas que podrían cubrirse anualmente con sólo enfrentar los intereses de una persona“, enfatizó Sáenz.

Sáenz a los diputados: “Es hora de decir basta a este privilegio”

Con respecto al efecto negativo que tiene en las economías regionales, explicó que de la producción tabacalera nacional dependen más de 200 mil personas y el 80% de la materia prima se exporta, mientras que Tabacalera Sarandí es el caso opuesto dado que destina u$s40 millones por año en importación de tabaco “sin comprar ni un kilo de producción local”, señaló el gobernador.

Como consecuencia a la política fiscal actual, Sáenz señaló que “el Fondo Especial del Tabaco deja de percibir recursos por casi 200 millones de dólares al año, lo que se traduce en menos hectáreas cultivadas, menos trabajo y menos exportaciones”.

“Cabe recordar que este Gobierno eliminó el Fondo Incentivo Docente (FONID) y el Fondo Compensador del Transporte del Interior, que en total representaron 527 millones de dólares al tipo de cambio actual el año pasado. Sólo eliminando la mitad del privilegio del Sr. Tabaco se podría haber mantenido este vital apoyo para el habitante del Interior”, resaltó el jefe provincial.

Ante esta situación, insistió en la necesidad de terminar con los beneficios al “Señor Tabaco”. “Señores legisladores es hora de decir basta a este privilegio. Queda claro que no es una pelea de lobbies, sino una pelea entre una persona que no quiere ceder sus privilegios, de un lado, y del otro, los argentinos. Así de simple”, remarcó.

Para Sáenz, se trata de “un hecho de enorme gravedad institucional que el Congreso puede subsanar hoy”, y cerró: “Ojalá tomen dimensión del problema y del alivio en el ajuste a los ciudadanos de bien que puede significar terminar con el privilegio de unos pocos”.

Replicado de Ámbito

Scroll al inicio