sábado, 20 abril 2024
Search
Senador Enrique Cornejo: Reclamamos paridad en el cobro de impuestos para el tabaco.

El FET dejó de percibir aproximadamente 12 mil millones de pesos el año pasado

El diálogo entre Nación y las provincias, y la búsqueda de la sanción de una nueva Ley Ómnibus de reforma del Estado, vuelve a traer a la mesa de discusión la modificación en el impuesto interno del tabaco en Argentina.

Según sostienen desde el sector de los productores tabacaleros, e inclusive desde el mismo gobierno nacional, esto obedece a la millonaria evasión fiscal de algunas empresas cigarreras que han obtenido tratamientos impositivos diferenciales durante los últimos años. Esto ha generado una importante pérdida de ingresos para el Estado y las provincias productoras de tabaco.

El senador por el departamento de Güemes y Síndico de la Cámara de Tabaco de Salta, Enrique Cornejo, tanto desde el sector de los productores tabacaleros como desde el gobierno nacional se reconoce la urgencia de abordar este tema. En ese sentido, Cornejo afirmó que esta evasión fiscal ha generado una importante pérdida de ingresos para el Estado y las provincias productoras de tabaco, afectando gravemente al Fondo Especial del Tabaco, que constituye una fuente crucial de financiamiento para miles de agricultores que dependen de esta actividad.

El referente de los tabacaleros en Salta además explicó que la Ley 27.430 introdujo una modificación en el impuesto interno aplicable a la manufactura de productos de tabaco, estableciendo una alícuota del 70%, con un valor mínimo que se actualiza periódicamente por el índice inflacionario. Sin embargo, desde la implementación de esta ley, algunas empresas cigarreras han recurrido a medidas judiciales para obtener tratamientos impositivos diferenciales, lo que les ha permitido eludir el pago de impuestos.

Este accionar ha tenido consecuencias tanto a nivel nacional como provincial. En el caso de Argentina, la evasión fiscal derivada de estas prácticas ha representado una pérdida de más de 250 mil millones de pesos en ingresos para el Estado el año pasado, según datos proporcionados por el senador Cornejo. Esta situación

ha generado un desequilibrio en la distribución de recursos, afectando directamente a las provincias productoras de tabaco, como Salta: “El Fondo Especial del Tabaco de la provincia de Salta dejó de percibir aproximadamente 12 mil millones de pesos el año pasado “.

Sin preferencias

“Las provincias productoras no tenemos una preferencia si la empresa cigarrera es multinacional o es nacional, lo que queremos es que en la Argentina las empresas  cumplan con los impuestos que están vigentes y no busquen atajos “, dijo el síndico de la Cámara de Tabaco, y aclaró que en muchas oportunidades salieron expresiones políticas de la provincia de Salta a manifestar que la dirigencia tabacalera de Salta tiene una preferencia por las multinacionales: “tenemos una preferencia con todo aquel contribuyente que elabore cigarrillo y pague lo que corresponde, desgraciadamente las empresas que se dicen de capitales nacionales no lo hacen. Entonces, uno tiene que manifestarse a favor de quienes cumplen con la estructura fiscal y en este caso son las multinacionales, todos estos años nosotros hemos apelado desde la Cámara del Tabaco de Salta y desde las diferentes asociaciones de productores de la Argentina que nosotros no tenemos ningún problema con las empresas nacionales, lo que queremos es que paguen lo que corresponde por ley porque ellas nos han desfinanciado y hoy el productor tabacalero tiene un faltante importante de su ingreso del Fondo Especial de Tabaco a consecuencia de que estas empresas”.

¿Entonces?

Ante esta problemática, se plantean dos posibles soluciones. La primera consiste en esperar la resolución de la Corte Suprema en una causa judicial relacionada con este tema, aunque esta opción podría llevar varios años. La segunda alternativa propuesta por el Poder Ejecutivo es modificar la normativa impositiva, eliminando el impuesto interno mínimo y aumentando la alícuota del impuesto interno del tabaco.

Si bien esta última opción no garantiza una recuperación inmediata de los recursos del Fondo Especial del Tabaco, representa un paso importante hacia la corrección de las distorsiones fiscales que han permitido la evasión fiscal por parte de algunas empresas cigarreras. Además, permitiría establecer un marco normativo más equitativo que promueva la competencia justa entre todas las empresas del sector.

Replicado de Nuevo Diario de Salta

Scroll al inicio