sábado, 17 febrero 2024
Search
tabaco

Crece la producción de armado de puros en Salta con buenos resultados

En la provincia son más de 70 los armadores de puros y buscan posicionar la producción salteña a nivel nacional e internacional.

El trabajo de los armadores de puros en Salta dio pasos agigantados este año. Hace unos días, el Grupo de Armadores de Puros y Abanos “Cambio Rural Valle de Lerma” del INTA, viajó a Corrientes a participar del Encuentro Nacional de Armadores de Puros y Cigarros, donde luego de conocer el panorama nacional del rubro, consideraron que Salta se encuentra en un buen nivel de producción y calidad.

Hugo Flores, miembro del grupo de armadores salteños de “Cambio Rural Valle de Lerma”, contó cómo fueron los inicios de este rubro en la provincia. Resulta que hace cuatro años, el INTA brindó capacitaciones para el armado de puros con un experto de Cuba, capacitaciones en las cuales se formaron más de 70 salteños que hoy ya comercializan sus armados.

“Comenzamos a trabajar precariamente, vendiendo por el boca a boca y este año avanzamos mucho porque empezamos a enviar a otras provincias y mandando muestras a Italia, donde nos hicieron buenas devoluciones”, expresó Flores.

La producción de armados en Salta con un muy buen nivel

Flores consideró que Salta está en un muy buen nivel en cuanto a la producción del tabaco, y que lo que aún resta por mejorar es la organización y las estrategias de venta. “Lo que necesitamos para crecer aún más es el asesoramiento en la parte comercial y en lo que es el packaging para mejorarlo”, detalló.  Por otro lado, agregó que desearían poder instalar la impronta de cooperativas, al igual que Corrientes, que luego de 14 años en el rubro ya cuentan con personería jurídica.

“Hay crecimiento, la mayoría de la gente no sabe que acá en Salta se produce. Acá compran de Tucumán, Misiones y algunos importados de República Dominicana y Cuba, pero el puro que se hace en la provincia está en un muy buen nivel”, aseguró el productor.

Este año percibieron ganancias con las ventas

Flores, quien también es productor de tabaco, aseguró que este año fue muy positivo para el emprendimiento de armados. “El boca a boca sirve y ya hay gente que conoce del puro de Salta, este año ya vimos ingresos y no tuvimos perdidas”, afirmó.

Por último, agregó que el año próximo realizarán una presentación de los armados de puros en el Mercado Artesanal, donde se buscará visibilizar aún más la producción salteña.

Una década de un proyecto integral de tabaco

Ya en el año 2013 desde el INTA se realizaron estudios de factibilidad para la puesta en marcha de una cooperativa para la producción de habanos artesanales en el Valle de Lerma. La intención era agregar valor a la materia prima que se produce en la provincia de Salta y plasmarlo en requerimientos de mano de obra especializada.

Se desarrollaron distintas investigaciones sobre alternativas de valor agregado a la producción local. En este marco, en conjunto con el INTA, se hicieron estudios de factibilidad del cultivo de tabacos.

Esta acción buscó promover el crecimiento social y económico de la zona donde el 60% de la población se dedica a la cosecha de tabaco solo entre los meses de diciembre y junio.

La provincia de Salta es una de las principales productoras de tabaco virginia, criollo y burley y la propuesta pretendía generar acciones en conjunto con instituciones intermedias y el sector privado con el objetivo de agregar valor a la producción en origen.

En la primera etapa del proyecto se desarrollaron estudios de factibilidad de la producción con hojas de tabaco de la región, al mismo tiempo, se mantuvo contacto con la Embajada de Cuba para el intercambio información y el posible asesoramiento sobre maestros dobladores, oficio clave para la producción de habanos.

Los productores del Valle de Lerma se interesaron en la propuesta, ya que la consideraron una posibilidad para su desarrollo y la generación de fuentes de trabajo genuinas durante todo el año. El proyecto a gran escala se propuso la generación de habanos artesanales por un lado y producciones mecanizadas por otro.

A través de las investigaciones que se realizaron sobre los compuestos de la hoja de tabaco que se cosecha, se trabajó con la idea de lograr un producto de alta calidad para el comercio interior y exterior.

El trabajo de mujeres en El Espinal, al sur de Salta

El tiempo pasó y la idea prosperó en otros lugares de la provincia. En el paraje El Espinal, a quince kilómetros de El Jardín, en el extremo sur de la provincia de Salta, un grupo de seis mujeres fabrican habanos con toda la paciencia que requiere el sistema de secado y producción. Las tabacaleras Blanca Balderrama, Raquel Ramos, Trinidad Ramos, Teresita Ramos, Marilyn Apaza y Patricia Flores sueñan con comercializar su producto a gran escala.

En la zona, que es casi un cien por cien tabacalera, las mujeres apuestan a una actividad que mayormente siempre fue desarrollada por hombres. En sus inicios se capacitaron con un proyecto del INTA junto a la dirección de Agricultura Familiar de la provincia y la Cámara de Tabaco de El Jardín.

“Cuando iniciamos esta actividad, en un principio la idea era probar la variedad de tabacos en la zona para ver qué resultados tenía”, recordó a El Tribuno Patricia Flores, una de las integrantes.

“Luego se comenzó a almacenar el producto, que es muy parecido al tabaco Virginia, pero no tiene proceso de estufado. Después de que realizamos la capacitación para el armado y el procesamiento, con hojas que tienen tres años de estacionamiento, tenemos la idea de empezar a comercializar el producto”, señaló.

Respecto a cómo nació la actividad, Flores indicó que “comenzó como una rama de la Asociación de Mujeres del Espinal. Además de dedicarnos al tabaco, hay varias mujeres apicultoras. Al ser una zona netamente tabacalera, en la cual hay más de ochenta años de experiencia, podríamos decir que esta actividad se aprende desde la cuna. Y si bien el trabajo de la mujer rural no está reconocido en el tabaco, justamente son las que más experiencia tienen con el cultivo”.

Scroll al inicio