sábado, 02 marzo 2024
Search
Productores de tabaco llaman a conocer el cultivo y derribar mitos - AA

Productores de tabaco llaman a conocer el cultivo y derribar mitos

Referentes de una de las economías regionales más importantes de la provincia y la región buscan contrarrestar la campaña de desprestigio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Productores tabacaleros de Salta, el país y el mundo organizaron ayer la jornada de concientización “Día mundial para el entendimiento del cultivo de tabaco”, con el objetivo de unir al sector en la concienciación sobre las realidades del cultivo de tabaco.

También se busca ayudar a poner fin a las falsas alegaciones del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Día Mundial Sin Tabaco”.

Nucleados en la Asociación Internacional de Cultivadores de Tabaco (ITGA), que actualmente está encabezada por el salteño José Aranda, el objetivo común de los productores de todo el mundo es, además, comprometer a sus gobiernos locales para que se pongan manos a la obra en la tarea de protección de las producciones que vigorizan las economías de los lugares donde se desarrollan.

“Es hora de movilizarnos juntos y solicitar el apoyo de los gobiernos contra la demonización de nuestro sector. Durante más de 15 años, el sector y los productores de tabaco han sido objeto de argumentos incorrectos que sitúan al cultivo como el principal enemigo de todos los objetivos de desarrollo sostenible”, denunció Aranda en el marco de la jornada de difusión.

El titular de ITGA afirmó en este sentido que “las pruebas reales se ignoran por completo, ya que la realidad es que no se han encontrado alternativas viables al cultivo de tabaco y la aplicación del artículo 17 del CMCT de la OMS (alternativas económicamente sostenibles al cultivo de tabaco) no ha proporcionado ningún resultado tangible”.

“Esto se debe a la exclusión de los principales actores de este debate, que son los productores de tabaco justamente. Nunca lograremos una transición sostenible, en la que se garantice el sustento de los productores si no examinamos la cuestión desde todas las perspectivas pertinentes”, remarcó.

Actualmente, la ITGA está divulgando información sobre el cultivo del tabaco, incluidas sus repercusiones socioeconómicas y su importancia para las comunidades locales.

“Muchos productores de tabaco ya han diversificado su producción. La rotación de cultivos es una rutina habitual para los agricultores de todo el mundo. Sin embargo, la diversificación no es una opción para la mayoría de los casos, ya que no existen las realidades del mercado ni la financiación necesaria para pasar a otros cultivos económicamente viables”, indicó Aranda

En diálogo con El Tribuno, Aranda explicó que en Salta no hubo manifestaciones entendiendo el momento social que se atraviesa como consecuencia del conflicto entre los autoconvocados de la salud y la educación con el Gobierno. Pero lamentó que “siempre nos castigan a los productores a pesar de que generamos mano de obra y ayudamos con inversiones en infraestructura como fue el caso del gasoducto en Salta”.

Por eso, “la ITGA pide a los gobiernos que protejan a los productores de tabaco y tengan en cuenta todos los argumentos durante las reuniones en las que se toman decisiones sobre el futuro de los productores”.

“Los gobiernos tienen que asegurarse de que estos debates sean inclusivos y de que los productores formen parte de ellos”, y aclararon que “si este hubiera sido el caso en los últimos 17 años, desde que se puso en marcha el grupo de trabajo para los artículos 17 y 18, la evolución en la transición sostenible hacia otros cultivos estaría en una fase mucho más avanzada”.

Derribando mitos

Mientras hay sectores que sostienen que el cultivo de tabaco es malo para el medio ambiente, la realidad es que el tabaco crece en el 0,25% de las tierras cultivadas del mundo, por lo que el tamaño de su producción en sí mismo no es una amenaza en comparación con muchas otras actividades agrícolas.

También se suele afirmar que el cultivo de tabaco es malo para la salud de los cultivadores; sin embargo está probado que el único riesgo para la salud que es exclusivo de los cultivos de tabaco es la enfermedad del tabaco verde, una afección causada por la manipulación de hojas de tabaco mojadas en condiciones de altas temperaturas. Aunque no hay estadísticas precisas, estudio científicos señalan que suele afectar a menos del 1% de las personas que trabajan en las plantaciones de tabaco.

Otra mentira en torno al cultivo de tabaco es que exacerba la pobreza, cuando en realidad el tabaco es un cultivo comercial y el principal incentivo para su producción es que es más rentable que la mayoría de los demás cultivos.

Excluyen a los productores

Los productores de tabaco intentan visibilizar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) opera de manera excluyente en la que los tabacaleros no tienen voz. “Al ignorar las preocupaciones legítimas del sector, se pone en peligro el sustento de millones de personas”, manifestaron.

Frente a esta situación, los productores destacan que el cultivo de tabaco proporciona medios de subsistencia a millones de agricultores de todo el mundo, a menudo en las regiones menos desarrolladas.

Advierten en este sentido que terminar con la producción de tabaco en el entorno actual, sin garantizar la transición sostenible a otros cultivos económicamente viables, empobrecerá a millones de agricultores.

Muchos cultivadores de tabaco han diversificado con éxito su producción, pero no todos tienen la posibilidad de hacerlo, especialmente en países de bajos ingresos, sin comprometer el futuro de sus comunidades.

Los productores de tabaco han operado dentro de los límites normativos más estrictos durante muchas décadas, mientras que a escala global reciben muy poca ayuda.

Proyectos de diversificación como el impulsado en Kenia por la OMS, una iniciativa emblemática, cubre el 0,0005 % de la producción mundial de tabaco. “Este es un ejemplo ridículo para ser dado en el contexto internacional”, aclararon. “Los tabacaleros necesitan apoyo, no demonización”, reclamaron.

Replicado de El Tribuno

Scroll al inicio