jueves, 18 julio 2024
Search

Preocupa la inflación y mano de obra al sector tabacalero

El incremento de los precios de los agroquímicos en dólares y la escasez del gasoil afectan a la producción.

El impacto de los vaivenes económicos, la fluctuación del dólar, restricción de importaciones que impactan en el alto costo y escasez de fertilizantes, gas oil y de mano de obra son algunas de las preocupaciones del sector tabacalero, que se dispone a preparar la siembra. Hoy se prevé iniciar un ciclo de reuniones zonales con los productores en El Carmen y continuar con otros.

“Tenemos serias adversidades que afrontar con el tema de costos de producción. Más allá de la labranza es necesario tener abonos, agroquímicos, fertilizantes, que este año sufrieron una gran inflación en dólares”, explicó Pedro Pascuttini, presidente de la Cámara del Tabaco de Jujuy quien aseguró que eso lleva a poner a la producción al límite de seguir trabajando. Es que el productor en cada campaña debe afrontar muchos gastos en cada etapa de producción hasta llegar a la de acopio.

“Ante la imposibilidad de tener políticas de economía regional, esto nos exige volcarlo todo al precio y eso nos quita competitividad internacional para poder colocar nuestro producto como lo requieren nuestros compradores internacionales”, expresó.

Sostuvo que éste es un año donde los compradores tienen pretensiones de comprar mayores volúmenes, pero tienen muchas limitantes que pasan por la inflación en dólares y pesos, además del agua. Aclaró que la inflación afectó también el costo de los fertilizantes hasta el doble, se le suma la imposibilidad de poder conseguirlos, además de impactar en el combustible y en la necesidad de adecuar los salarios de los trabajadores.

“Estamos a días de hacer el trasplante masivo. Eso se produce en la última semana de julio, la primera de agosto ya se hace”, explicó Pascuttini. Recordó que la campaña tabacalera se inicia en mayo con el sembrado y actualmente están en el período de preparación de suelos, previo al trasplante de los almácigos a los potreros, que suele producirse desde la última semana de julio, y en forma masiva en agosto y septiembre.

Es en esa etapa que la campaña empieza a tomar mano de obra en forma intensiva, ya que supone mayor demanda para las labranzas a tiempo y poder lograr la calidad esperada. “La Cámara está muy preocupada por el tema de la mano de obra, porque esa escasez hace que tengamos más problemas al momento de la cosecha”, afirmó. Es que precisó que la planta tiene sus tiempos agronómicos y la cosecha se debe hacer en el momento adecuado, y al no contar con mano de obra tienen dificultad para levantarla.

Reiteró que buscan por diferentes medios incentivar, de modo que los trabajadores puedan desempeñarse en la actividad tabacalera sin temor a perder sus beneficios sociales. Explicó que el Decreto 514 de septiembre del 2021 del Poder Ejecutivo de la Nación les permite conservar esos beneficios y al mismo tiempo registrarse para trabajar.

Destacó que la actividad tabacalera está contemplada en el convenio de corresponsabilidad gremial que supone la registración y blanqueo de todos los trabajadores de una finca, y que puedan contar los aportes sociales, sindicales, ART, seguros y todo lo que haga a sus condiciones laborales. “Eso lo pagamos con una tarifa sustitutiva, en kilos de tabaco y depositado directamente al Fondo Especial de Tabaco (FET), directamente en Afip. Todo esto venimos luchando para que sea entendido y podamos tener los trabajadores que sean necesarios para llevar adelante una cosecha en términos normales”, explicó.

Respecto a la expresa necesidad de mano de obra, aclaró que pese al reciente acercamiento con el cónsul de Bolivia, Juan Mamaní, no están dadas las condiciones del país para tener esos trabajadores en virtud del poder adquisitivo de su moneda.

Por otro lado, Pascuttini sostuvo que el combustible también es algo serio para la producción tabacalera, por la falta de previsibilidad, luego por la especulación y precio diferencial, que entorpecen la producción para la preparación de suelos como para el desplazamiento de fincas y todas las actividades del campo.

Reuniones para mejorar la actividad

La Cámara del Tabaco de Jujuy prevé hoy iniciar reuniones zonales con los productores, con el propósito de informarles sobre la actividad y mostrar un panorama. El objetivo también es dialogar y sacar conclusiones tendientes a realizar más gestiones específicas buscando que al productor le vaya lo mejor posible, de modo de buscar soluciones a los problemas que pudieran surgir durante la campaña. La primera reunión se realizará en El Carmen, y luego prevén continuar por las localidades de Monterrico y Perico, entre otras.

El presidente Pedro Pascuttini recordó que recientemente se reunieron con el director de Vialidad de la Provincia, Marcelo Jorge, a quien venían planteando sobre el estado de rutas y caminos vecinales donde se desarrolla la actividad tabacalera, quien les informó que ya se inició la pavimentación de las rutas 42 y 53. Celebraron el anuncio debido a que en agosto será clave contar con ello cuando se inicie el grueso del tránsito. En torno al gas y energía que se usa en la etapa de secado de tabaco, explicó que resulta una incertidumbre para el sector. “El año pasado trajeron un sinnúmero de dolores de cabeza por la irregularidad en que los servicios se brindan, por lo tanto eso se traduce en enormes daños, perjuicios irreversibles para los productores por efectos de cortes injustificados; esa pérdida no tiene reconocimiento”, afirmó.

Replicado de www.eltribuno.com

Scroll al inicio