sábado, 20 abril 2024
Search
jardines de cosecha el bordo

Brindan contención en vacaciones a hijos de obreros rurales

La Cámara de Tabaco aplica programas de asistencia para evitar el trabajo infantil.

Los centros de contención “Jardines de Cosecha” y “Buena Cosecha”, ambos creados por la Cámara de Tabaco de Salta, brindan un espacio para la recreación de 120 niños y adolescentes pertenecientes a familias de trabajadores rurales, quienes pueden disfrutar de las vacaciones escolares, evitando una vinculación con las tareas del campo.

El grupo de niños integrantes del programa Jardines de Cosecha cuentan con una edad entre los 6 a 12 años. Ellos desarrollan sus actividades en las instalaciones de la escuela Apolinario Saravia de El Bordo, en el horario de 9 a 18. Los adolescentes entre 13 a 16 años se encuentran incorporados al plan Buena Cosecha, con un horario similar, pero utilizando las instalaciones de la escuela Papa Francisco, también perteneciente al municipio bordeño. Durante el desarrollo de las jornadas dentro de los centros de contención participan de actividades donde tratan temas muy importantes para el desarrollo de cada niño como persona, tales como la autoestima, responsabilidad, salud, higiene, proyecto de vida y siempre con un eje transversal que son las normas, los valores y los hábitos

Es habitual que al finalizar el ciclo lectivo los niños pertenecientes a familias trabajadoras en la cosecha de tabaco se sumen a la tarea de sus padres. Cambian la permanencia en las aulas por la permanencia en los surcos, situación que es avalada por los progenitores, por considerar que el aprendizaje de las tareas del campo son las herramientas más útiles para el futuro de sus hijos, inclusive por sobre los estudios. Para erradicar este concepto sobre las posibilidades futuras de los niños, la fundación Conciencia puso en marcha en el año 2004 un plan consistente en la apertura de centros de contención, denominados Porvenir, en zonas de producción tabacalera. Allí los hijos de los trabajadores rurales pueden disfrutar realmente de sus vacaciones alejados de las tareas del campo.

Con resultados muy favorables, Conciencia mantuvo sus centros Porvenir, auspiciados por las grandes tabacaleras como Massalin Particulares, con un importante aporte económico para el pago de docentes, la entrega de un desayuno, un almuerzo y una merienda en forma diaria.

Las edades de los chicos asistentes a los centros, eran solo de 9 a 16 años. Para poder cubrir a los más chiquitos la Cámara de Tabaco de Salta creó el plan Jardines de Cosechas, con un objetivo similar, pero incorporando a niños de 1 a 8 años de edad. Ambas instituciones trabajaron en forma conjunta hasta el 2017, año en el cual la Fundación Conciencia cambió su estrategia, decidiendo trasladar sus actividades a las fincas para brindar allí talleres de capacitación.

Replicado de El Tribuno

 

Scroll al inicio