jueves, 01 junio 2023
CIGARRILOS

Preocupación entre productores tabacaleros por la convocatoria a la industria para discutir la eliminación del impuesto mínimo

Luego de un año en el que el Fondo Especial del Tabaco perdió 7000 millones de pesos, el Programa Nacional de Reconversión de Áreas Tabacaleras busca eliminar el principal impuesto del sector afectando profundamente a los productores tabacaleros.

Guido Varas, el Coordinador del Programa Nacional de Reconversión de Áreas Tabacaleras (PRAT) del Ministerio de Agricultura de la Nación convocó a empresas de la industria tabacalera para plantear la necesidad de modificar los impuestos al tabaco. Participaron de la reunión todas las empresas cigarrilleras, Massalin Particulares, British American Tobacco, Tabacalera Sarandi, Bronway Technology, For Men, Cigarrillos y Tabacos, la empresa de tabaco para armar TABES, y representantes del Ministerio de Economía, la Secretaría de Comercio interior, entre otros. Los tabacaleros, un eslabón esencial en la cadena, no fueron invitados al encuentro.

Luego de presentaciones formales donde se describió el sector, se dio a conocer una propuesta propulsada por CANET (Cámara Argentina Nacional de Empresas de Tabaco, conformada por TABES, Bronway Technology, For Men y Cigarillos y Tabacos) que busca eliminar el impuesto mínimo y subir la tasa de impuestos internos.  El mínimo siempre fue un problema para las empresas pymes que, a fuerza de medidas cautelares y falta de control, crecieron sin pagar este impuesto, llegando a tener un 40% de participación del mercado y hoy venden sus productos por debajo del mismo. Sólo las empresas multinacionales cumplen hoy con el pago del impuesto mínimo ya que el resto de las empresas han judicializado la medida planteando la inconstitucionalidad de la norma.

Uno de los destinos del impuesto mínimo es el Fondo Especial del Tabaco, que es el 10% del precio de venta al público, cuyo manejo depende de esa coordinación y va al sector primario como complemento del precio del tabaco. El problema que hoy sufre el sector primario es fundamentalmente el desfinanciamiento del fondo. Mientras que la inflación de la Argentina en 2022 fue del 95% según INDEC, el crecimiento del fondo fue solo del 45%. Así el fondo perdió más de 7000 millones de pesos.

La propuesta de eliminar el impuesto mínimo implicaría una pérdida de recaudación mucho mayor. La eliminación del monto mínimo fijo por paquete permitiría a todas las empresas bajar el precio de venta al público y como consecuencia pondría en riesgo la recaudación del impuesto interno y del FET.

Consultados algunos representantes de los productores tabacaleros criticaron fuertemente la eliminación del Impuesto Mínimo ya que ese piso de recaudación impositiva es el sustento de los miles de productores tabacaleros del NOA y NEA. “Parecería que Varas no ha escuchado nada de lo le hemos venido diciendo en los últimos años. El año pasado hicimos una reunión en el Congreso de la Nación para plantear la importancia del Impuesto Mínimo para nuestra producción y el daño que se nos estaba generando con todo este problema del Mínimo. Y la única solución que se les ocurre es eliminarlo y subir impuestos. No se entiende que intereses defiende el coordinador Guido Varas, si los de los productores tabacaleros o los de las empresas que no pagan los impuestos. Nosotros vamos a seguir defendiendo a los productores y el pago de los impuestos establecidos en la ley.”